Baileys CHOCOLATE PANETTONE PUDDING

Baileys® Chocolate Panettone Pudding

Una versión deliciosamente irresistible de uno de los grandes clásicos.

Ingredientes

  • 150 ml de Baileys with a hint of Hazelnut Flavour
  • 50 g de mantequilla
  • 4 napolitanas de chocolate cortadas a rebanadas (de 3 cm de grosor)
  • 8 yemas de huevo
  • 175 g de azúcar glas
  • 1 vaina de vainilla, partida
  • 300 ml de leche
  • 150 ml de nata
  • 0,4 unidades por ración

Preparación

  1. 1Calienta el horno a 160ºC y unta con mantequilla una fuente refractaria de 6 cm de grosor. Coloca las rebanadas uniformemente en dos capas, solapándolas para que no quede espacio entre ellas.
  2. 2Prepara unas natillas batiendo las yemas con el azúcar en un bol mediano hasta que la mezcla quede homogénea. A continuación, pon la vaina de vainilla partida en un cazo con el Baileys, la leche y la nata, y cuando hierva viértelo todo en la mezcla anterior, sin dejar de remover. Sigue removiendo a fuego lento durante 5 minutos y cuélalo para eliminar la vainilla.
  3. 3Seguidamente, vierte las natillas en la fuente refractaria, haciendo presión sobre las rebanadas de napolitana para que absorban el líquido y queden bien empapadas. Deja reposar durante 30 minutos.
  4. 4 Pon la fuente en el horno y cuécelo durante 20 minutos. Mientras, aprovecha para derretir el chocolate negro en un bol al baño maría.
  5. 5Retira el pudin del horno y deja reposar 10 minutos.
  6. 6A la hora de servir, vierte una generosa cantidad de chocolate fundido por encima del pudin.

Consejos

    • ¿No tienes Baileys with a hint of Hazelnut Flavour? Este pudin está igual de rico con Baileys Original Irish Cream.
    • No hay nada que supere el placer de saborear este delicioso pudin bien caliente acompañado de tu helado favorito.
    • ¿Te ha sobrado Panettone? Puedes usarlo en lugar de las napolitanas y el pudin te quedará igual de rico.

Impresiona a tus amigos

El pudin de pan y mantequilla no siempre ha sido un capricho dulce, ya que las primeras recetas incluían carne. ¡Qué bien que ya no sea así!

Si te ha gustado, por qué no pruebas: