Macaroons de Baileys y Chocolate

Macaroons de Baileys® y Chocolate

Delicados caprichos de chocolate con un cremoso toque de Baileys.

Ingredientes

  • Para los macarons:
  • 2 claras de huevos grandes
  • 120 g de azúcar
  • 50 g de almendras molidas
  • 1 cucharada sopera de cacao en polvo
  • Para la crema:
  • 100 ml de Baileys Original Irish Cream
  • 150 g de ganaché de chocolate negro ya preparado
  • 50 g de mantequilla
  • Hasta 0,1 unidades por ración

Preparación

  1. 1Bate bien las claras y añade gradualmente el azúcar hasta obtener una textura firme y brillante. Mezcla las almendras con el cacao en polvo y espárcelo por encima de la mezcla anterior, removiéndolo con cuidado con una espátula para que la mezcla mantenga el aire y quede esponjosa.
  2. 2Pon la mezcla en una manga pastelera. En una bandeja de horno cubierta de papel de hornear, haz 60 pequeños círculos (de unos 2,5-3 cm de diámetro) con la manga pastelera. Aplana cada círculo con un cuchillo de cocina y cuécelos en el horno precalentado a 180ºC durante 15 minutos.
  3. 3Tras estos 15 minutos, apaga el horno pero deja la bandeja dentro con la puerta abierta durante unos 5 minutos más. Seguidamente, retira los macarons y déjalos enfriar.
  4. 4Calienta el Baileys (sin dejar que hierva) y añade el ganaché ya preparado para que se derrita, sin dejar de remover. Añade bolitas de mantequilla y deja que la mezcla se enfríe hasta que coja la consistencia adecuada para ponerla en la manga pastelera.
  5. 5Remueve bien la mezcla y ponla en una manga pastelera con una boca grande en forma de estrella. Cubre la mitad de los macarons con una capa de la mezcla de chocolate y usa la otra mitad para tapar los sándwiches. Deja enfriar… ¡y a disfrutar!

Consejos

    • Estos macarons estarán igual de buenos si usas Baileys with a hint of Crème Caramel Flavour en vez de Baileys Original Irish Cream.
    • Si no te queda Baileys Original Irish Cream, prueba con Baileys with a hint of Coffee Flavour.
    • Si colocas unos cuantos macarons en una caja y la envuelves con papel de seda, tendrás un detalle perfecto y delicioso para un amigo.

Impresiona a tus amigos

Un macaron perfecto debería ser tan ligero y esponjoso que se deshiciera en la boca. Y la única forma de comprobar que eso es cierto… ¡es probando uno!

Si te ha gustado, por qué no pruebas: