Información de alérgenos

HISTORIA - LA HISTORIA DE BAILEYS® ORIGINAL IRISH CREAM 

Cómo empezó todo

 Baileys® nació en Dublín hace unos 30 años. El creador de Baileys® fue David Dand, quien por aquel entonces era Director General de la compañía de bebidas Gilbeys of Ireland. Con la colaboración de un reducido equipo de expertos, David Gluckman, Tom Jago, Steve Wilson y Mac McPherson, descubrió la oportunidad de crear una nueva bebida y la aprovechó. 

 Combinando intuición e investigación, David y su equipo descubrieron que los consumidores, especialmente las mujeres, estaban listos para algo único, delicioso, bajo en alcohol y hecho de ingredientes naturales. También cabe destacar que en Irlanda las materias primas, al ser autóctonas, eran fáciles de conseguir.  Como buen irlandés, David se inspiró en dos grandes tradiciones de su país: la destilación del whisky y la producción láctea. El clima moderado y el paisaje rural de Irlanda permiten a las vacas alimentarse de pastos verdes durante todo el año, creando así la mejor nata del mundo. Los irlandeses fueron también los primeros en destilar whisky, adelantándose incluso a los escoceses. De hecho, la primera destilería de Irlanda, situada en Bushmills, en el Condado de Antrim, es actualmente propiedad de Diageo plc, la misma compañía propietaria de Baileys®:  

«Queríamos algo que reflejara las cosas buenas de Irlanda», afirmó Dand, según ha quedado documentado. «Creíamos que la industria agroalimentaria era buena. Irlanda se consideraba un país sano y sin polución. Entonces pensamos en el whisky. Los irlandeses habían inventado el whisky. Literalmente, los mezclamos con una batidora de las que se usan en cualquier cocina. Tenía un sabor exquisito».

David Dand ha sido descrito por quienes le conocieron como el «padrino» de Baileys® por su pasión y su creencia en Baileys®, especialmente en esos primeros días en los que se presentan más obstáculos que oportunidades. Una de las mayores dificultades era determinar una forma de elaborar la mezcla de whisky y nata. Prueba tras prueba, el equipo de David descubrió que ambos ingredientes acababan separándose en la botella. Les llevó tres años dar con el proceso técnico que mezclaría whisky y nata de manera homogénea para crear el Baileys®. Conseguir que ambos ingredientes se mezclaran resultó ser el mayor logro. Al final, a David se le ocurrió la respuesta por casualidad durante una conversación con un compañero de la industria heladera. El equipo aplicó los conocimientos para crear un proceso propio y único de Baileys®, que patentaron rápidamente. Por fin, fue posible el matrimonio perfecto entre los ingredientes.

Cuando el 26 de noviembre de 1974 Baileys® se presentó en Dublín con un coste de producción de 40 000 $ y un coste de lanzamiento de 15 000 $, se convirtió en la primera marca de licor de crema del mundo. Fue acogido con gran escepticismo por los presentes en el lanzamiento, que nunca habían probado algo igual. Pero todos coincidieron en una cosa: su sabor era excepcional. El delicioso sabor de Baileys® fue la razón fundamental de su éxito, algo que continúa distinguiéndolo de las demás bebidas alcohólicas y de las muchas imitaciones que lo siguieron.  

R&A Bailey & Co se registró como la compañía que vendería Baileys® en todo el mundo. Más adelante, Gilbeys of Ireland sería adquirida por United Distillers & Vintners, la división de bebidas de Grand Met, que a su vez se fusionó con Guinness para formar Diageo plc, el actual proveedor de bebidas premium líder en el mundo.

 

En su primer año, Baileys® se probó en los mercados de Irlanda, Países Bajos y Reino Unido y más adelante se lanzó en estos tres países junto con Dinamarca y, posteriormente, Australia.  Baileys® recibió una gran acogida en Australia por la comunidad irlandesa que reside en este país. Más adelante, en la década de los 80, Baileys® llegaría a EE. UU., donde actualmente cuenta con más consumidores que en cualquier otro país del mundo. 

Al principio, se preveía que hasta el 5.º año las ventas alcanzarían 150 000 cajas por año. Sin embargo, 5 años después Baileys® superaba el millón de cajas vendidas, cifra que cada año experimentaba un crecimiento de dos dígitos. El éxito suscitó en la compañía matriz una mayor confianza para incrementar la inversión, lo que a su vez supuso más éxito: cada año se desarrollaban nuevos mercados y la inversión en I+D ampliaba la vida útil hasta 24 meses, una garantía que aún hoy solo el licor de crema ofrece a sus clientes. Para finales de los 80, Baileys® había entrado en el gran mercado global de bebidas alcohólicas de consumo general, lo que llevó a invertir sucesivamente en campañas publicitarias de éxito y oportunidades de patrocinio que continuaron conectando la marca con más y más clientes en todo el mundo. Pronto se hizo necesaria una mayor capacidad para hacer frente a la creciente demanda, lo que en 1992 llevó a abrir una moderna planta de producción en las afueras de Dublín. En 2002, se construyó una segunda planta de producción a medida en las afueras de Belfast, Irlanda del Norte, para responder al incremento de la demanda. Baileys® vende actualmente más de 7 millones de cajas al año en 130 países. Es la 7.ª marca de bebida premium más vendida del mundo y cada minuto del día se beben más de 2000 copas de Baileys® en el mundo.

INFORMACIÓN SOBRE EL PRODUCTO

BAILEYS ES LA COMBINACIÓN PERFECTA DE NATA IRLANDESA FRESCA DE PRIMERA CALIDAD, LAS MEJORES BEBIDAS ALCOHÓLICAS, WHISKY IRLANDÉS Y UNA FÓRMULA PATENTADA DE SABORES A CHOCOLATE.

Más del 75 % de la materia prima y los envases utilizados para elaborar y presentar Baileys se obtienen en la isla de Irlanda. El whisky es irlandés y se obtiene de varias destilerías. El azúcar se obtiene de la caña y la remolacha. El distintivo sabor de Baileys deriva de una exclusiva fórmula a base de extractos de cacao patentada que da a Baileys su carácter y esencia a chocolate.

Cada año se necesitan 220 millones de litros de leche irlandesa fresca para producir la nata fresca que se utiliza para elaborar el Baileys. La nata diaria que se requiere para elaborar Baileys es producida por 38 000 vacas lecheras irlandesas de la mejor raza que pastan en unas 1500 granjas irlandesas seleccionadas repartidas principalmente por la costa Este de Irlanda. Ello hace posible una trazabilidad total.

Baileys se vende en 180 países, dondequiera que el alcohol sea una bebida legal.

Durante el último ejercicio fiscal (cerrado en junio de 2009) se vendieron 6,7 millones de cajas de 9 litros. Baileys representa más del 50 % de todas las bebidas alcohólicas exportadas por Irlanda. Cada minuto de cada día se consumen más de 2300 copas.

Baileys se sitúa actualmente en 9.ª posición en el mercado internacional de marcas de bebidas alcohólicas premium más vendidas, ocupa la 9.º posición en la lista Impact de las 100 bebidas espirituosas premium más vendidas del mundo, es la marca de licor más vendida del mundo y la marca de licor de crema más vendida del mundo. Baileys es también la marca de licor «duty free» más vendida del mundo. (Fuente: revista Impact, febrero de 2011).

Los 10 principales mercados de Baileys son: EE. UU., Gran Bretaña, Global Duty Free, España, Italia, Alemania, Canadá, Francia y Rusia.

Valores nutricionales y alergias

Valores nutricionales

  • Energía (Kcal/100 ml)327
  • Energía (kJ/100 ml)1361
  • Proteínas3g
  • Carbohidratos25g
  • Grasas13g
  • Grasas saturadas8g
  • Colesterol0.04g
  • Sodio0.08g
  • Fibras alimentariasNil
  • Sacarosa20g
  • Alcohol13.5g

* Los valores se calculan por cada 100 ml de Baileys (1,80 unidades de bebida estándar)

Ingredientes: crema de leche, azúcar, alcohol, maltodextrina, derivados lácteos, extractos y aromas de cacao, whisky irlandés, colorante: 150b, emulsionante: E471, corrector de la acidez: E331.

SOY ALÉRGICO AL HUEVO, LA LACTOSA O LOS FRUTOS SECOS. ¿CONTIENE BAILEYS HUEVO, PRODUCTOS LÁCTEOS, LACTOSA O FRUTOS SECOS?

No estamos cualificados para dar consejo médico. Por tanto, si tienes una alergia alimentaria grave, consulta a tu médico antes de consumir Baileys. Si es necesario, tu médico puede contactarnos para obtener una lista más detallada de los ingredientes que componen esta bebida. La información siguiente se ha preparado con la intención de ser solo una guía.

Gluten:

Los ingredientes usados en la elaboración de Baileys no contienen gluten. Teniendo esto en cuenta, y según nuestros conocimientos, no existen trazas de gluten en Baileys. Pero no estamos cualificados para dar consejo médico y, por tanto, las personas que requieran una dieta sin gluten deben consultar con su médico antes de consumir Baileys.

Huevos/Productos derivados del huevo:

Ninguno de los ingredientes usados en la elaboración de Baileys incluye huevos ni productos derivados del huevo. Teniendo esto en cuenta, y según nuestros conocimientos, no existen trazas de huevo en Baileys. Pero no estamos cualificados para dar consejo médico y, por tanto, las personas que requieran una dieta sin huevo deben consultar con su médico antes de consumir Baileys.

Lácteos/Lactosa:

Baileys contiene alrededor de un 50% de crema (y proteínas lácteas) de leche de vaca. Además, también contiene trazas (0,85-1,0%) de lactosa, elemento constitutivo de la leche. Si la alergia se centra especialmente en la lactosa y no se debe a ning��n otro constitutivo de la leche, es posible consumir Baileys. Ten en cuenta que no estamos cualificados para dar consejo médico. Por tanto, debes consultar a tu médico antes de consumir Baileys.

Frutos secos:

Ninguno de los ingredientes usados en la elaboración de Baileys contiene frutos de cáscara o productos derivados. Teniendo esto en cuenta, y según nuestros conocimientos, no existen trazas de frutos secos en Baileys. Pero no estamos cualificados para dar consejo médico y, por tanto, las personas que requieran una dieta sin frutos secos deben consultar con su médico antes de consumir Baileys.

Condiciones de almacenamiento de Baileys

Baileys es el único licor de crema que garantiza su sabor durante 2 años a partir del día de preparación, tanto abierto como cerrado, guardado en el frigorífico o en la despensa, siempre que esté apartado de la luz natural directa a una temperatura de entre 0 y 25 grados centígrados.

Una de las claves para conseguir que dure 2 años radica en el proceso mediante el cual se mezcla la crema fresca con los licores y el whiskey sin utilizar conservantes. El alcohol actúa como conservante natural del producto.

En condiciones de almacenamiento normales, Baileys puede durar hasta 24 meses.

Si no sabes desde cuándo tienes una botella de Baileys, busca la fecha de consumo preferente que figura en todas las botellas. Esta fecha está situada en la parte inferior izquierda de la etiqueta trasera. No recomendamos el consumo después de esta fecha, ya que es muy posible que no se experimente el increíble sabor del Baileys en toda su plenitud.

Por ejemplo: El código 11 20XY significa que garantizamos que el sabor del producto será el mismo que en la fecha de compra hasta noviembre de 20XY (XY es el año, es decir, 2 años después de la fecha de producción).