shop now   

La historia de Baileys

Del primer licor hecho de crema irlandesa al licor número 1 del mundo

Hace muchos años un pequeño grupo (más bien, un determinado grupo) tuvo una idea brillante: crear un postres que pudiera comerse, pero también beberse.

Nuestros fundadores querían combinar dos tesoros por los cuales es conocido su país: la deliciosa crema y el famoso whiskey irlandés. Fueron dos años de prueba y error; pero en 1974 lograron agregar el más fino alcohol, delicioso chocolate y vainilla (junto con otros sabores e ingredientes) y mezclarlos con un poco de magia para crear la receta que hoy en día conocemos y nos encanta: Baileys.

¿Cómo se hace Baileys?

En lugar de relajarnos y basarnos en el hecho de que habíamos creado el licor número 1 del mundo, nos enfocamos en la innovación y en una deliciosa tendencia. Todo comienza y termina con los ingredientes de Baileys.

Cada año se necesitan 200 millones de litros de leche fresca de Irlanda para producir la crema que se usa para producir Baileys. Eso es suficiente para hacer aproximadamente 3.3 mil millones de malteadas de Baileys.

La leche es suministrada por un pequeño grupo de granjas familiares. Estamos hablando de granjas en donde las vacas son libres de pasear en campos verdes que son cuidados y pasados de generación en generación. Algunos de estos miles acres están salpicados de pantanos protegidos, bosques naturales, prados silvestres y setos nativos; santuarios para pequeños animales, aves, abejas y mariposas.

Ahora sabemos lo increíble que es nuestro whiskey irlandés.
A continuación está el buen whiskey irlandés. En Irlanda se ha destilado whiskey desde alrededor del 1000 A. C., cuando los monjes irlandeses trajeron la técnica a casa de sus visitas a países del Mediterráneo. Ya que estamos repasando la historia, la palabra whiskey viene de la lengua irlandesa y significa “el agua de la vida”.

Quién hubiera imaginado mezclar “el agua de la vida” con otras bebidas de calidad y deliciosas cremas, y luego añadir rico chocolate y sabores de vainilla con otros ingredientes. Con razón el resultado es un licor muy deli.